Juan Granados en El Club del Escenario.

    Juan Granados es un historiador gallego, escritor, columnista y, en la vida civil, inspector de educación. Sartine y el caballero del punto fijo fue su primera novela histórica que publicó con la editorial EDHASA en 2003, a partir de la cual centró sus miras en la literatura. Con esta misma editorial, publicó posteriormente El Gran Capitán (2006) -su segunda novela con la que obtuvo bastante éxito- y Sartine y la guerra de los guaraníes (2010). A lo largo de este tiempo ha ido cosechando otras publicaciones históricas con otras editoriales como Nowtilus o Punto de Vista y en 2014 publicó Entre Brumas (Espacio Cultura Editores), un libro de narrativa breve. Su publicación más reciente es una reflexión sobre la teocracia jesuítica del Paraguay en el libro colectivo Utopía y poder en Europa y América (Tecnos, 2016), presentado recientemente. Ha colaborado durante mucho tiempo como columnista en el Diario Correo Gallego y en ABC Galicia. Actualme es miembro del consejo de redacción y autor en la web Anatomía de la Historia y director de la Revista Galega do Ensino (EDUGA).

     “La vida consiste en resistir al desaliento, superando los días de hierro hasta que llega el alivio y la expiación.” Así define Juan Granados su tono vital y, de esta manera, se acerca hasta nosotros en El Club del Escenario.

Nada Personal sobre Juan Granados: 

1.-        Leño, grupo legendario por excelencia, titulaba una canción “Maneras de vivir”. ¿Cuál es su manera de vivir día a día? 

Se puede decir que en el afán cotidiano, mi trabajo de inspector, la frondosa intendencia familiar, los ratos hurtados para escribir y esas escapadas sin las que la vida se haría realmente espesa.

2.-       Munch gritó al mundo con su obra “El Grito”. ¿Cuál sería su grito al actual mundo, qué le gritaría? 

A veces los seres humanos sobreactuamos. Ciertamente el mundo va mal, pero siempre ha ido mal y ahora no es objetivamente peor sino mejor. A pesar de los pesares, no quedará mas remedio que confluir hacia sociedades civilizadas con sistemas de gobierno razonables y representativos, donde la discreta y aseada gestión de lo público sea lo que importe; esa es la inercia que ha cobrado la historia a pesar de las teocracias y los involucionismos salvíficos que parecen acosarnos a cada paso. Baruk Espinosa, aquel hebreo holandés de origen español o portugués, lo dejó dicho mucho mejor: No sólo es la libertad de pensamiento compatible con la paz del Estado, sino que suprimirla implica destruir dicha paz (…) Los gobiernos no deben esforzarse por convertir a los seres humanos en bestias o peleles, sino fomentar que desarrollen sus mentes y cuerpos rodeados de seguridad, empleando su razón sin ninguna especie de grilletes”. Libertad es, desde luego, la palabra a gritar, siempre. Y a continuación igualdad ante la ley.

3.-       Lo que el viento se llevó… es un clásico del cine pero: ¿Qué se llevo el viento cuando le llegó la fama o el reconocimiento? 

Reconocimiento en ocasiones, fama no mucha, así que, como diría el clásico, me he quedado como estaba; uno aspira a hacer las cosas lo mejor posible y a disfrutar haciéndolas, lo demás llega cuando llega y siempre termina haciéndolo. Bien quisiera reconducir mi vida hacia los linderos imaginados por uno de mis personajes de relato corto: “mas le valiera vivir desnudo, despojado de todo y atento a la vida. Sobrevivir en torno a la amable piel de la compañera, hacerse primo del Sol, proveer somero sustento y cobijo, mejor si es con menos de lo necesario y hallar el tiempo perdido a la vera del mar y del amor sin límites, la vida bajo tu mando y la arena como cálido reposo.” Y tampoco importaría mucho que esto sucediese en una playa del Caribe, póngase por caso: “soñar en la existencia de la valija escueta, en el sombrero de paja, en el trópico soleado, en la sabia labor adormecedora del ron añejo, en la benzodiacepina experta en bajar el telón con cierta dignidad y en probar a conciencia las permutaciones del amor que le venían de natural a cada paso por la vida; soñar, en fin, en la improbable egolatría.”

4.-       El Guernica, Picasso; escenificaba una gran tragedia/catástrofe. ¿Existe un Guernica actual en nuestra sociedad? De haberlo, ¿cuál pintaría? 

Como decíamos antes, el mundo resulta ser un lugar bastante trágico, y de entre sus muchas tragedias el terror en todas sus formas. Nada resulta mas injusto, mas malvado, mas inadmisible y, oiga, a menudo se perpetra en nombre de un supuesto dios o de una triste patria. Esto es terrible y absolutamente incomprensible.

Ese romo fanatismo cargado de odio al otro, esa cosa tribal y estúpida, esa manera bovina de ser y estar, resulta deprimente…

5.-       Parafraseando a Los Secretos: ¿Cuál es la buena chica/el buen chico de su vida?

La vida me ha tratado bien, a ratos, pero bien. Siempre he tenido la suerte de cruzarme con los pasos de maestros y amigos que quiero y conservo lo mejor que puedo, porque se lo merecen. Difícil sería hacer una lista, pero la tengo bien presente cada día. Por citar algunos, diríamos que para la disciplina histórica el inolvidable Fernand Braudel, del que tuve la suerte de ser alumno en Florencia, Juan Gelabert, hoy en la universidad de Cantabria, José Luis Gómez de Urdáñez en la universidad de la Rioja…en lo literario, mis editores de cabecera Josep Mengual y José Luis Ibáñez Salas, mi agente Maru de Montserrat, todos esos autores que me gustan, con muchos de los cuales mantengo una sólida amistad como Fernando R Genovés, Rafa Herrera, Juan Carlos Mústiga, Javier Yuste, Luis Gorrochategui…son tantos afortunadamente.

Están también, claro, Woody Allen, Paul Auster, Robert Graves, Lobo Antunes, Francisco Umbral, Borges y todo lo que se quiera disponer a continuación…

6.-       Goya, al final de sus días, plasmó en su obra “Aún aprendo”, todo un  alegato de un grande sobre el conocimiento. Usted: ¿de qué o quién aprende? 

Como es sabido, en la vida no se hace otra cosa que aprender y hay que estar atento a ello. Procuro auparme a hombros de gigantes y hay muchos. Ahora mismo, por ejemplo, manejo una recopilación de artículos de Antonio Escohotado, “Frente al miedo”, que, como siempre, aclaran bastantes cosas y la mayoría esenciales.

7.-       El Padrino III, esgrimía una visionaria frase: ¿O imperecedera en cualquier tiempo?… “Cuanto más alto subo más mierda encuentro”: ¿Se ajusta a nuestra actualidad política?

La proliferación de canallas y miserables en la sociedad es algo, digamos, bastante transversal, los políticos no son mas que un reflejo de la misma, con la salvedad de que la cosa pública es bastante menos selectiva que la sociedad mercantil civil, de ahí que en ese gremio proliferen especialmente seres a los que no se les conoce la menor habilidad intelectual o mecánica, buenos para nada que, por lo mismo, se aferran al cargo como garrapatas, porque fuera del paraguas de la subvención y el escaño hace mucho frío. Ciertamente, estamos ante una auténtica selección negativa, eso no se duda

8.-     Manolo Tena escribió y cantó… “Si todos no han muerto hay alguien que  sueña”: ¿Qué podemos esperar nosotros mismos de esta sociedad? ¿Se ha perdido toda Fe? ¿Algún vivo en la sala? Usted está muy vivo… ¿su sueño?

Cualquier serie estadística que Vd. tome, aún cuando reflejemos los países llamados subdesarrollados, muestra evidentes caminos de convergencia en esperanza de vida, renta per cápita o derribo de fronteras arancelarias. Solo aquellos territorios gobernados por dictaduras o teocracias involucionan social y políticamente, sometidos al albur de cresos amos. Razón y libertad deberían ser nuestros verdaderos compañeros de viaje y en eso soñamos, en alcanzar algún día una cierta isonomía global, algo que solo la cultura y el conocimiento pueden lograr.

9.-       La Divina comedia de Dante, se divide en tres partes: ¿Cuál sería su infierno? ¿Su purgatorio? ¿Su paraíso?        

Naturalmente, diría con Sartre que el infierno son los demás, todo aquello que molesta e interrumpe, la envidia, la ira, los malos modos, todo eso. La purga es vivir, arrostrar el empacho de cierta cotidianeidad, las miserias que nos acechan, eso que nos ocurre a todos. Mi paraíso es muy carnal, perderme junto a Concha, mi pareja, una bella matemática tan analítica como sentimental, en cualquier chamizo que podamos construir junto a una playa cálida de nuestra conveniencia. El lugar me lo guardo.

10.-      Hágase una pregunta, por favor. ¿Nos la contesta? 

Claro, por ejemplo, ¿Cuál es para Vd. la actitud que se ha de tener ante la vida? Y respondo con un fragmento de una nota breve:

“Hay vidas lineales, seguras, confortables, planas hasta la extenuación. También otras vidas arrumbadas al peso de la encrucijada, subsidiarias del cambio, densamente coyunturales. Se dijo también que en esencia nadie elige si ha de vivir amparado por la burguesa monocromía o ha de verse condenado a saltar de la trinchera a cada paso, caminado a saltos bajo quien sabe qué fuegos distantes. Se dijo, en suma, que nadie en realidad elige nada de eso, al menos no conscientemente, cuestión de naturaleza y oportunidad. Se trata de sortear el desaliento, se trata de mantener la esperanza y la ensoñación. Se trata del calor de un cuerpo desnudo al anochecer, de un cuerpo cálido que conforta y reconcilia con la existencia y sus vaguedades sin interés. Se trata de pieles que, juntas, desbaratan la muerte. Se trata de saltar las trincheras que sean precisas, antes de claudicar ante la enseña de la economía afable y los buenos alimentos. Se trata de vagabundear por las raíces de lo imprescindible.”


Un poco más sobre Juan Granados…

Juan Granados_Sartine y la guerra de los guaraníes_Nada Personal_El Club del Escenario Sartine y la guerra de los Guaraníes, Juan Granados (EDHASA, 2010) | Casa del libro


Juan Granados_Breve historia de Napoleón_Nada Personal_El Club del Escenario Breve historia de Napoleón, Juan Granados (Nowtilus, 2013) | Amazon


Juan Granados_Entre Brumas Entre BrumasJuan Granados (Espacio Cultura, 2014) | Central librera


Juan Granados_Utopía y podern en Europa y América_Nada Personal_El Club del Escenario  Utopía y poder en Europa y América, Tecnos (2016) libro colectivo en el que ha participado Juan Granados.

 

+ Info: Juan Granados Blog | Facebook | Twitter | Web  Eduga | Web Anatomía de la Historia

Fotografía de portada de Fernando Bellas.